Palacio del Rector

El Palacio del Rector fue el edificio más importante de la República de Dubrovnik durante varios siglos. Hoy en día alberga el Museo de la Historia de Dubrovnik y es una de las visitas imprescindibles de la ciudad.

El Palacio del Rector, ubicado frente a la Catedral de Dubrovnik, es un edificio construido en el siglo XIV que ha sido testigo de numerosos episodios de la historia de Dubrovnik. Su arquitectura, que combina varios estilos artísticos, recuerda a los palacios góticos de Venecia y lo convierten en una visita imprescindible en la ciudad

Historia

Desde su construcción en el siglo XIII, este palacio ha servido como vivienda y sede de Gobierno del rector de la República de Ragusa, la antigua denominación de Dubrovnik. A lo largo de su historia, el palacio se ha utilizado como armería, arsenal, sala de juicios y prisión.

Su función más importante fue la de acoger al rector de Dubrovnik durante el mes que duraba su cargo. En este tiempo, el rector no podía abandonar el edificio a menos que fuera por razones estrictamente laborales. Tal era la importancia que el pueblo de Dubrovnik daba a este cargo que en la puerta del palacio se puede leer obliti privatorum publica curate (olvida lo privado y encárgate de lo público).

El edificio original estaba construido en estilo gótico, pero una explosión de pólvora en 1435 destruyó parte de la fachada y esta se reconstruyó en estilo más renacentista. El terremoto de 1667 arrasó nuevamente la fachada y esta incorporó elementos barrocos, creando una mezcla de estilos que convierten al Palacio del Rector en un edifico único en Dubrovnik.

Dentro del Palacio del Rector

Cuando las tropas de Napoleón abolieron la República de Ragusa, el Palacio del Rector pasó a tener otras funciones y hoy en día alberga el Museo de la Historia de Dubrovnik. El patio principal del palacio lo preside la escultura del marinero Miho Pracat y frente a él se encuentra la entrada a las celdas de la prisión. Junto a los calabozos está la sala de Gobierno donde el rector se reunía con importantes diplomáticos que podían oír los desgarradores gritos de los prisioneros.

En el piso superior encontraréis numerosos retratos y pinturas religiosas del siglo XIII firmadas por artistas de la Escuela de Dubrovnik. Además, podréis ver una colección de muebles antiguos que decoraban el que llegó a ser el edificio más importante de Dubrovnik.

Horario

Todos los días de 9:00 a 18:00 horas.

Precio

Adultos: 100 kn (13,5€ aprox.)
Estudiantes: 50 kn (6,7€ aprox.)