Kotor, Montenegro

Kotor, Montenegro

A tan solo 92 kilómetros de Dubrovnik se encuentra la bahía de kotor, uno de los paisajes naturales más impresionantes de Montenegro. Descubrir la ciudad antigua de Kotor y su historia es una visita imprescindible en los Balcanes.

Montenegro es un país joven, nacido en el año 2006 tras separarse de Serbia, que alberga unos paisajes de ensueño y una historia apasionante. La bahía de Kotor es uno de los destinos más bonitos de la costa de Montenegro. Se encuentra a poco más de noventa kilómetros de Dubrovnik, por lo que es un destino cercano ideal para hacer una visita exprés de un día.

La bahía de Kotor

Bordeando la bahía de Kotor se llega a Perast, la Venecia de Montenegro. Este pequeño pueblo enclavado en el valle está lleno de palacios residenciales. Desde Perast zarpan pequeños barcos que comunican con la Iglesia de Nuestra Señora de las Rocas, levantada sobre un islote artificial construido en el siglo XV. Según cuenta la leyenda, unos marineros encontraron en este lugar una imagen de la virgen y decidieron construir una iglesia en su honor, aunque para ello necesitaran una isla donde emplazarla.

Tras 100 años llevando rocas, piedras e incluso cadáveres a este lugar, por fin se puedo construir la Iglesia de Nuestra Señora de las Rocas, un templo católico con apariencia musulmana para protegerlo de los ataques otomanos. En su interior alberga un pequeño tesoro, una imagen de la virgen tejida con hilos de oro, plata, materiales de Oriente e incluso pelo de la mujer que tardó 25 años en acabar su obra.

A lo largo de toda la bahía de Kotor encontraréis pequeños pueblos que parecen estancados en el tiempo. Además, conduciendo por la carretera que lleva hasta Kotor obtendréis unas vistas de ensueño de toda la bahía

Qué ver en Kotor

La ciudad antigua de Kotor, declarada Patrimonio Mundial de la Unesco, es un bonito laberinto de calles empdradas rodeadas por una muralla medieval. Entre los atractivos de Kotor destacan la catedral ortodoxa de San Niolás, el Palacio Ducal de estilo veneciano, el Museo Marítimo y la Torre del Reloj, que sigue en funcionamiento desde el siglo XVII. 

Pasear por la ciudad antigua es viajar en el tiempo. Entre los antiguos palacios de piedra encontraréis talleres de artesanos locales que trabajan la cerámica y la orfebrería de una forma muy especial. Aunque hoy en día la ciudad está llena de turistas, tiendas de recuerdos y restaurantes; Kotor ha sabido mantener su esencia medieval y continúa siendo la joya por excelencia de Montenegro

Si tenéis tiempo y estáis en forma, os recomendamos recorrer las impresionantes murallas que suben por la ladera de la montaña y llegan hasta la Fortaleza de san Juan. Las vistas panorámicas de Kotor desde la parte alta de las murallas es única pero... ¡hay que subir dos mil escalones!

Cómo visitar Kotor desde Dubrovnik

Tan solo 92 kilómetros por carretera separan Kotor de Dubrovnik, por lo que existen varias opciones para visitar llegar a esta ciudad de Montenegro:

  • Si habéis alquilado un coche, tan solo tendréis que tomar la carretera D8 y conducir durante aproximadamente noventa minutos. Recordad que debéis cruzar la frontera de Montenegro y las colas que se forman en temporada alta pueden ser realmente caóticas. Os recomendamos llegar con suficiente antelación y tener a mano vuestro pasaporte.
  • También podéis coger un autobús desde Dubrovnik a Kotor. El trayecto es un poco más largo y podéis pasar más tiempo en la frontera, pero es una opción bastante económica. Si queréis ahorrar tiempo a la vuelta, os recomendamos coger el ferri que comunica Tivat y Herceg Novi, dos orillas de la bahía de Kotor. El trayecto dura 15 minutos y un billete de ida cuesta 4,5 euros.
  • La forma más cómoda de llegar hasta Kotor es reservar una excursión desde Dubrovnik. De esta manera, no tendréis que preocuparos por el transporte y tendréis un guía en español para conocer a fondo la historia de esta región de los Balcanes. Podéis reservar la excursión con antelación desde nuestra web:

Excursión a la bahía de Kotor